Archivo de la categoría: Ultraderecha

Urge abrogar la reforma energética peñanietista que sólo favorece a las petroleras transnacionales

Rosa Rojas

La reforma energética, aprobada en diciembre de 2013 por los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza con discursos sobre cómo la privatización del petróleo, el gas, la electricidad, habrían de permitir mayores inversiones privadas en el sector que incidirían en disminución de precios de esos productos para los mexicanos, está resultando en todo lo contrario: iniciando agosto el gobierno nos propinó un tercer gasolinazo  y simultáneamente la Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció que en este mes se aplicará un segundo aumento -el primero fue en julio- a  las tarifas eléctricas para el sector industrial, comercial y el doméstico de alto consumo.

Así, el precio de la gasolina Magna será de 13.96 pesos por litro, el de la Premium de 14.81 pesos por libro y el del diesel de 13.98 pesos por litro, es decir, aumentos de 56, 44 y 21 centavos por litro, respectivamente; en julio las gasolinas Magna y Premium subieron  24 y 34 centavos respectivamente y en junio ocho centavos.

Por lo que toca a la electricidad, el sector industrial pagará a lo largo de agosto incrementos de entre 5.2 y 7.5 por ciento respecto al precio de agosto de 2015; el comercio de 7.8 a 9 por ciento y los usuarios domésticos de alto consumo 8.9 por ciento. La CFE dijo que en agosto se mantendrán los precios a los usuarios de bajo consumo que incluso, dijo, han bajado 2 por ciento respecto a las de agosto de 2015. Lo que no dijo el gobierno es que los precios que se aplicarán a la industria y al comercio repercutirán en los precios de todos los productos, sin que se haya referido en ningún momento a un aumento a los ya de por si alicaídos salarios.

Según el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, México está pagando una gasolina 23 por ciento más cara que en Estados Unidos. De allá se importa el 65 por ciento de la gasolina que se consume en nuestro país. Nosotros estamos  exportando crudo barato para importar subproductos del petróleo caros, luego de que una sistemática política de desmantelamiento de PEMEX logró desembocar en la reforma energética privatizadora.

Y el PAN, que votó a favor de esa reforma, ahora califica el gasolinazo como «el robo del siglo», según lo calificaron  sus senadores Mariana Gómez del Campo y Francisco Búrquez, así como el diputado Federico Doring. Este último dijo que es un escándalo que con el gasolinazo el gobierno mexicano recaudará 300 mil millones de pesos adicionales, «que deberían estar en los bolsillos y en las manos de las familias, mejorando su economía y la del país». Ahora los panistas tratan de deslindarse del atraco que, conjuntamente con el PRI y sus partidos títeres asestaron al pueblo de México con esas reformas, a la vista del voto que en las pasadas elecciones obtuvo para algunos de sus candidatos a gobernadores, buscando así capitalizar el descontento popular que está ocasionando el gobierno federal priista con su política económica, ampliamente compartida por el PAN.

Con todo esto es claro que urge abrogar esa y otras reformas, como la educativa, que están llevando a México a severas crisis sociales y económicas, y que para lograr que se de marcha atrás a esas reformas peñanietistas, será necesario que además de votar contra los candidatos del PRI, se vote contra los del PAN, PVEM y sus otros aliados, pero sobre todo, se organice el pueblo para movilizarse y obligar al gobierno a dar marcha atrás a estas políticas que benefician sobre todo al gran capital transnacional que, ahora, como antes de que Lázaro Cárdenas nacionalizara el petróleo, están imponiendo medidas que únicamente incrementan sus ganancias, a costa de la miseria de la mayoría de los y las mexicanas.

Deja un comentario

Archivado bajo Derechos Humanos, Derechos Políticos, Desarrollo, Documentos, Enrique Peña Nieto, Estado de Morelos, impunidad, Megaproyectos, Organizaciones Sociales, Pobreza, Secretaría de Energía, Ultraderecha, Uncategorized

La Constitución de la Ciudad de México deberá ser sometida a referéndum o carecerá de legitimidad: Las Constituyentes CDMX

Rosa Rojas

El proceso Constituyente de la Ciudad de México, resultado de la Reforma Política aprobada el pasado 26 de enero de este año, se distingue por ser  «antidemocrático» y adolece de «un grave déficit de legitimidad» ya que está «diseñado para que la derecha se  apropie de espacios que la ciudadanía no le otorgó» afirma el grupo feminista Las Constituyentes CDMX quienes exigen que la Constitución que salga de ese proceso deberá ser sometida a referéndum de las y los ciudadanos capitalinos, a fin de garantizar una constitución democrática, ciudadana, incluyente y popular.

En un documento dirigido al Jefe de Gobierno de la CDMX, al Consejo Redactor de la Constitución y a la Asamblea Constituyente (una vez instalada), reforzado por la apertura de una petición vía internet: https://www.change.org/p/jefe-de-gobierno-de-la-cdmx-la-constituci%C3%B3n-cdmx-debe-ser-sometida-a-refer%C3%A9ndum?recruiter=10684695&utm_source=petitions_show_components_action_panel_wrapper&utm_medium=copylink que el cual convocan a la ciudadanía para que la firme, argumentan que  la votación del pasado 5 de junio se destacó por el alto abstencionismo (71 por ciento) «signo de apatía y hartazgo de las y los ciudadanos frente al sistema político».

Asimismo, que a la ciudadanía solo se le permitió elegir a través del voto a 60 de los 100 asambleístas que conformarían la Asamblea Constituyente por lo cual «quienes no obtuvieron el mayor número de votos (PRI, PAN, PANAL, PV y aliados) son mayoría en la Asamblea Constituyente por los 40 que designaron de forma directa y no consultada el Gobierno Federal (Peña Nieto), el Jefe de Gobierno (Mancera) y el Congreso».

Señalan que las y los representantes independientes no contaron con las mismas condiciones de participación, «siendo la partidocracia quienes secuestraron en su totalidad el proceso electoral, político, jurídico y ahora constitucional».

Subrayan que aunque el Consejo redactor de la Constitución designando por el jefe de gobierno, «se conformó por personas notables en distintos ámbitos no provienen de ningún proceso democrático». 

Advierten además que la elección se llevó a cabo bajo la vía de representación proporcional, haciendo de toda la ciudad una sola circunscripción «lo que no garantiza la representación de todos los territorios de las 16 delegaciones en la conformación de la Asamblea Constituyente (más de cinco de las y los integrantes de esta Asamblea por la vía de designación no son habitantes de la CDMX aunque cumplan con el requisito de ser legislador@s)».

«La ciudadanía desconoce la trascendencia del proceso Constituyente y sus implicaciones en la vida, derechos y forma de gobierno que éste representaría. Por ello consideramos, que una vez que esté lista la propuesta de Ley que configuraría un nuevo pacto social, económico y político, debe someterse a conocimiento y Referéndum de las y los ciudadanos capitalinos, a fin de garantizar una constitución democrática, ciudadana, incluyente y popular» manifiestan Las Constituyentes CDMX subrayando que el referéndum es la herramienta necesaria y adecuada para subsanar parte de la debilidad respecto a legitimidad y representatividad del proceso constituyente.

Por ello insisten en que se firme esta petición en https://www.change.org/p/jefe-de-gobierno-de-la-cdmx-la-constituci%C3%B3n-cdmx-debe-ser-sometida-a-refer%C3%A9ndum?recruiter=10684695&utm_source=petitions_show_components_action_panel_wrapper&utm_medium=copylink y se comparta en todas las redes a que se tenga acceso.

En la página https://lasconstituyentescdmx.wordpress.com/2016/05/29/irrenunciables/ esta organización informa sus objetivos y principios irrenunciables y se pronuncia «por una Asamblea Constituyente Feminista, incluyente, laica, pacifista y paritaria que garantice la igualdad, la no discriminación y el principio de progresividad de los derechos humanos. Que represente la multiculturalidad de nuestra Ciudad, la diversidad sexo–genérica, étnica, de condiciones físicas, de ideas y creencias que en ella existen. Una constituyente con una visión intergeneracional, sustentable, de universalidad y accesibilidad, bajo una ética de transparencia y rendición de cuentas que privilegie en todo momento la participación ciudadana. Por una Ciudad que incorpore una visión integral de lo que somos las personas, sus diversas identidades y las diversas formas de ser mujer».

Reclaman que la Constitución de la CDMX debe recoger los logros de las mujeres que en esta metrópoli «hemos sido edificadoras-fundadoras de nuevos escenarios en la vida política de esta ciudad, superando la marginación y la exclusión, al plantear con visión crítica y de avanzada, el reconocimiento, ejercicio y disfrute de derechos fundamentales para nosotras, hasta hace muy poco negados: el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos con la Interrupción Legal del Embarazo, el derecho al disfrute del placer erótico-sexual, el derecho a una vida libre de violencia, el derecho a la vivienda, el derecho al reconocimiento y valorización del trabajo no remunerado y de cuidados; la recuperación de espacios públicos; el reconocimiento de la personalidad jurídica de la identidad de género de las mujeres trans, las sociedades de convivencia, el matrimonio entre parejas del mismo sexo y la adopción. Revindicando nuestro derecho a la ciudad como actoras políticas».

Denuncian, entre otras cuestiones, «el riesgo que implica la sobre representación de la derecha, la ultraderecha y la izquierda conservadora en la Constituyente oficialista, contra los logros y avances de nuestros derechos humanos, imponiendo su visión misógina, patriarcal, heteronormada y capitalista que ha dado cuenta de casos de corrupción, impunidad y el encubrimiento de actos de trata y explotación sexual. Juicio y castigo a los culpables» y llaman a incorporarse a un proceso para construir una Ciudad con poderes laicos, civiles y democráticos.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Derechos Humanos, Derechos Políticos, Documentos, Feminismo, Gobierno CDMX, Organizaciones Sociales, Pobreza, Ultraderecha, Uncategorized

Candidatas a la Constituyente de la CDMX recogen la agenda de feministas: incluye aborto legal, matrimonios entre personas del mismo sexo y una vida libre de violencia

Rosa Rojas

«La sobrerrepresentación de la derecha, la ultraderecha y la izquierda conservadora en la constituyente oficialista representa un riesgo contra los logros y avances de los derechos humanos de las mujeres en la Ciudad de México imponiendo su visión misógina, patriarcal, hetero normada y capitalista que ha dado cuenta de casos de corrupción, impunidad y el encubrimiento de actos de trata y explotación sexual» advierte el documento que la red de mujeres que aglutina a diversas corrientes feministas, denominada «Las Constituyentes CDMX (LCCDMX)» entregó a una docena de candidatas de diversos partidos a la Asamblea Constituyente (AC).

En dicho documento la citada red afirma que la aprobación de la reforma política de la Ciudad de México y la conformación de una asamblea constituyente con 40 de los asambleístas por asignación directa y el resto por la vía de los partidos políticos y candidaturas independientes, «obedece a un reacomodo de los poderes fácticos y antidemocráticos, alejada de la construcción social que en su momento movilizó al movimiento urbano popular como respuesta al pasmo gubernamental federal y local ante las devastadoras consecuencias del terremoto de 1985».

Es, agregan, «una visión apartada de la vocación democrática de las fuerzas políticas y sociales… que impulsaron la democratización de la jefatura de gobierno y por supuesto, lejos de los planteamientos ciudadanos, progresistas y feministas que se han construido y consolidado en las últimas dos décadas».

Subrayan que las mujeres de la Ciudad de México como parte de los movimientos y organizaciones urbano -populares, de los movimientos feministas, de las maestras, de las sindicalistas, de las comunidades eclesiales de base, de las estudiantes, de las jovenas organizadas, entre muchas otras; en la calle, centros de trabajo, de reunión, y en sus hogares, han sido edificadoras-fundadoras de nuevos escenarios en la vida política de esta ciudad, superando la marginación y la exclusión al plantear, con visión crítica y de avanzada, el reconocimiento, ejercicio y disfrute de derechos fundamentales para las mujeres hasta hace muy poco negados, los cuales deberán ser garantizados en la primera Constitución de la Ciudad de México.

Mencionan entre ellos “el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos con la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), el derecho al disfrute del placer erótico-sexual, el derecho a una vida libre de violencia, el derecho a la vivienda, el derecho al reconocimiento y valorización del trabajo no remunerado y de cuidados; la recuperación de espacios públicos; el reconocimiento de la personalidad jurídica de la identidad de género de las mujeres trans, las sociedades de convivencia, el matrimonio entre parejas del mismo sexo y la adopción, reivindicando el derecho a la ciudad como actoras políticas”.

Señalan que acompañarán sororalmente, desde una posición autónoma, independiente y crítica a las candidatas por cualquiera de las vías hacia la AC, ya sea por designación, vía partidos políticos o independientes «siempre y cuando cuenten con una visión feminista de género y tengan un compromiso claro, probado y público con los derechos humanos de todas las mujeres».

Exigen como piso mínimo irrenunciable de cara al proceso constituyente el principio de progresividad en derechos conquistados -ni un paso atrás en la interrupción legal del embarazo, matrimonios entre personas del mismo sexo y el derecho a adoptar, por mencionar algunos -; ampliación de derechos en función de los desafíos de próximas generaciones e innovación en aquellas áreas en donde todavía no hay avances sustantivos, como el derecho a cuidar, a no cuidar y a ser cuidado con base en el criterio de sostenibilidad de la vida; garantías de una ciudad con poderes laicos, civiles y democráticos.

Asimismo prevención, atención y seguimiento que garantiza todas las mujeres una vida libre de violencias; garantía de una educación laica, gratuita, incluyente igualitaria en todo el sistema educativo de la CDMX. Educación sexual a todos los niveles eliminando estereotipos culturales discriminatorios; derecho a una vida digna a través de garantizar el trabajo decente y de calidad, vivienda digna y seguridad social universal, el apoderamiento económico de las mujeres.

Reclaman reconocimiento del respaldo económico; trabajo doméstico y de cuidados remunerado con reconocimiento de derechos laborales; salud integral que respete el derecho a ser informadas para decidir con libertad y autodeterminación de los cuerpos y vidas de las mujeres; a la voluntad anticipada, cuidados paliativos, no ser sometida a experimentos médicos y científicos sin conocimiento; garantizar la prevención y atención de las enfermedades típicas de las mujeres como el cáncer; atender con calidad los embarazos y partos para combatir la violencia obstétrica y en su caso sancionarla.

Además, mecanismos institucionales y ciudadanos de transparencia y rendición de cuentas respecto al presupuesto etiquetado con perspectiva de género; presupuestos transversales etiquetados para hacer efectivos los derechos de las mujeres; creación del Observatorio Ciudadano de Mujeres como órgano de Contraloría social; justicia redistributiva que acorte la brecha de desigualdad entre la población; políticas públicas basadas en los principios de igualdad sustantiva.

También, garantía del derecho a un medio ambiente limpio y saludable y con una perspectiva metropolitana; la autodeterminación de los pueblos y comunidades indígenas, a la auto adscripción y autoidentificación; paridad sustantiva horizontal y vertical con igualdad de oportunidades en la representación popular, órganos administrativos y jurisdiccionales, así como otros mecanismos de potenciación de las mujeres; derecho a la cultura y a la libertad de expresión; respeto irrestricto a los derechos humanos de las mujeres; seguridad pública basada en un paradigma de seguridad ciudadana y combate frontal contra la corrupción entre otros.

En el documento informan que se acordó en la red LCCDMX dar continuidad en el seguimiento de armonización en la política pública, leyes reglamentarias y observación de su cumplimiento; conformar un equipo de observación; demandar un plebiscito o referéndum que legitime la constitución redactada y desplegar en territorio el trabajo deliberativo hacia una Asamblea Constituyente Feminista y de Mujeres de la ciudad de México; promoción de una ética y cultura feminista; avanzar en un diagnóstico participativo feminista regional y vincularse con diversos grupos y organizaciones de mujeres para el cumplimiento de su propósito central sobre la constitución y su seguimiento.

En la reunión participaron las candidatas a la AC,  Irma Lara postulada por Morena; Marcela Lagarde, Lol Kin Castañeda, Tohyanene Ledesma, candidatas por el PRD; Orfe Castillo y su suplente Elsa Conde, candidatas independientes, Gabriela Delgado y Gloria Careaga  candidatas externas de Movimiento Ciudadano entre otras, quienes se comprometieron a hacer suya y promover la adopción de la agenda feminista de llegar a ser electas como asambleístas para la redacción de la nueva Constitución de la ciudad de México.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Derechos Humanos, Derechos Políticos, Desarrollo, Discapacitados, Feminismo, Gobierno CDMX, impunidad, Indígenas, Mujeres, Organizaciones Sociales, Pobreza, Ultraderecha, Uncategorized